Tostas de morcilla de arroz, piñones y huevos de codorniz

Hoy les traigo una entrada bien corta, pero no por ello menos sustanciosa.

Estas tostas son una ricura y tenían que estar en el blog hace años, pero ya sabemos que lo más cotidiano suele pasar a un plano secundario y gracias a que hace poco me las recordó una de mis cuñadas, que le encantan, supe que tenía que ponerle remedio y por fin ven la luz.

Son ideales para cualquier ocasión que se presente, ya sea como aperitivo, entrante o picoteo, como quiera que las tomen son siempre bienvenidas y se las quitarán de las manos.

Nosotros las hemos acompañado con una ensalada y las primeras cayeron con un vermú que es una maravilla, con sus rodajas de naranja y hielo, que entra sin enterarte.
Normalmente, cuando somos muchos, en lugar de hacer platos contundentes, hacemos un picoteo con muchos platos variados y estas tostas son siempre un éxito, desaparecen en un plis plas.

Prácticamente no hay receta, dependiendo del número de personas a comer dupliquen o cuadrupliquen cantidades, ya les aviso que les van a encantar y siempre se harán pocas.

Si tienen pimientos asados caseros mucho mejor, si quieren hacerlos en casa, les dejo el enlace a la receta en la lista de ingredientes.

Ingredientes para 2 personas:
  • 1 morcilla
  • Pimientos rojos asados 
  • 35 gr de piñones (1 bote pequeño)
  • Huevos de codorniz
  • 1 barra de pan o una hogaza
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas
Retiramos la piel a la morcilla y la troceamos toscamente para que sea más fácil deshacerla.

Troceamos los pimientos, reservando unas tiras para decorar.

En una sartén ponemos un chorrito de aceite y agregamos la morcilla troceada, con ayuda de un tenedor la deshacemos hasta que quede totalmente suelta.

Removemos unos minutos a fuego medio para cocinarla.

En otra sartén tostamos ligeramente los piñones y los agregamos a la morcilla. Añadimos también el pimiento troceado. Removemos un poco para que se repartan los ingredientes añadidos y retiramos del fuego.

Freímos los huevos con muy poco aceite y sacamos a un plato.
Cortamos el pan en rebanadas, más o menos grandes, al gusto de cada uno y las tostamos.

Colocamos una cucharada de la mezcla de morcilla, piñones y pimiento en cada rebanada de pan, presionando para que se compacte. Ponemos unas tiras de pimiento por encima y sobre ellos colocamos uno o dos huevos de codorniz, al gusto.

Ponemos una pizca de sal en escamas sobre el huevo y un hilo de aceite.

Y listas para hincarles el diente.

¡¡Qué ricas están!!

¡¡A disfrutarlas!!

5 comentarios:

  1. Qué tostas tan completas y ricas!!! Me encanta la combinación!
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Unas tostas riquísimas!! La morcilla me encanta y así con ese vermut entra sola!!

    ResponderEliminar
  3. Maaaaaaaaaaaaaadre mía y con el hambre que tengo ahora mismo!!!

    ResponderEliminar
  4. Uummmmmmmmmm que tostas mas ricas por que no puedo meter la mano que si no daba cuenta de una , te han quedado de relujo y seguro estaban de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. Pero qué delicia de torta que nos presentas, me puedo imaginar el saborcito de esa morcilla con el resto de ingredientes, que deben de ligar a la perfección. Todo un espectáculo.
    Saludos, Manolo.

    ResponderEliminar

Tu visita y comentarios me hacen muy feliz y son la esencia de este blog!!!
Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...